«

»

Conocer nuestras cuencas para promover el desarrollo sostenible

Taller con escuelas secundarias

Entre los días 1 y 6 de octubre se realizó, en la ciudad de Bell Ville y la provincia Córdoba, un nuevo Intercambio Internacional de Cuencas Hidrográficas en el marco del Movimiento Agua y Juventud. En esta ocasión el mismo se efectuó entre en las cuencas del Río Rímac, que pasa por la ciudad de Lima (Perú), y el río Ctalamochita de nuestra provincia. Participaron de la actividad la Cooperativa Sudeste Ltda. (organizadora del intercambio), INFOPACI y el grupo Canotaje Misiones, quienes forman parte del Movimiento Agua y Juventud Argentina, junto a los visitantes del Movimiento Agua y Juventud Perú.

En el marco de esta actividad, se realizó un taller con jóvenes del ciclo de especialización de la Escuela Normal Superior José Figueroa Alcorta, sobre el cuidado de los recursos hídricos para el desarrollo sostenible. Las conclusiones elaboradas por los jóvenes pueden descargarse haciendo clic aquí.

Los compañeros de Perú comentaron sobre el intercambio:

-Ana Chamilco: Una experiencia única e interesante, una comparación entre dos geografías y culturas; lleno de conocimiento, ganas de servir y de mejora a la comunidad. Una amplia visita a la ciudad de Bell Ville y el empleo efectivo del recurso hídrico, que ayuda a obtener, mejorar y planear nuevos proyectos en nuestra realidad.

-Iván Sánchez: Fue una experiencia única por la calidad de personas con quienes estuvimos y por las experiencias vividas, cada momento compartido y el aprendizaje de sus realidades nos ha hecho ver que uniendo fuerzas y con mucho trabajo se pueden construir organizaciones fuertes que impacten positivamente en el manejo y cuidado del recurso hídrico. Nos ha hecho descubrir una ciudad a escala humana y abrir los ojos a cosas que podemos hacer en nuestra ciudad!

-Patricia Guerra: Este intercambio ha sido una experiencia muy gratificante, inspiradora y retadora en algunos aspectos. Me permitió conocer muchas iniciativas tanto aisladas como institucionales por parte de la comunidad en pro del cuidado y mejora de su ciudad. Particularmente me permitió apreciar una preocupación compartida por jóvenes y adultos sobre el futuro de su río, el Ctalamochita y los importantes servicios ambientales que provee.

-Sara Calvo: Fue experiencia sumamente enriquecedora, que en lo personal fortaleció mi compromiso con el ambiente, que me hizo sentir no sólo peruana sino ciudadana del mundo y con el deber de llevar este mensaje de cuidar nuestras cuencas sea cual sea nuestra realidad. Conocí gente muy admirable e inspiradora, y me dejo las ganas de continuar en este camino y fe en que hay muchas personas buscando el desarrollo sostenible.

¿Por qué se planteó el intercambio de cuencas entre el Río Rímac (Perú) y el Ctalamochita (Argentina)?

-Ana Chamilco: Al ser dos cuencas que abastecen a gran parte de la población, el uso de este recurso hídrico es de suma importancia, el intercambio permitió conocer como gestiona y maneja la Cooperativa Sudeste y compararlo de cómo lo realizamos en Perú, teniendo como finalidad compartir ideas y proyectos que ayuden a la mejora en nuestro país mediante la concientización de nuestra población y planteamiento de ideas nuevas.

-Iván Sánchez: El intercambio entre Perú y Argentina, deviene del primer encuentro con Colombia a cuya propuesta respondimos ambos países. Ante la riqueza de la experiencia y la natural continuación de este proceso decidimos articular este intercambio con una idea mas clara y con muchas ilusiones de seguir fortaleciendo este camino.

-Patricia Guerra: Se planteó con el fin de enlazar y afianzar experiencias en el manejo y/o gestión de estas dos cuencas específicas, ahora hermanadas. Las cuencas de estos dos ríos, importantes para cada una de sus ciudades, no comparten un origen común, tampoco se habla de una misma geografía, las realidades vivenciales son parecidas más sólo hasta cierto punto y sus desafíos son similares pero tratándose en diferentes magnitudes. Estas cuencas ahora comparten un mismo punto de atención: su valorización y protección!

-Sara Calvo: Debido a la necesidad de conocer las diferentes realidades a la que nos enfrentamos como región frente al recurso hídrico, el hecho de conocer otras experiencias y ver las propias desde un ángulo diferente permite ver de forma objetiva los desafíos en nuestras cuencas.

¿Cuáles son los principales desafíos de cara al futuro de este intercambio recientemente realizado?

-Ana Chamilco: Los cambios demográficos, climáticos y el poco interés de nuestra población sobre el tema, hacen que reforcemos la cultura por el cuidado del agua.

-Iván Sánchez: el desafío es grande y podría resumirlo en armonizar nuestro crecimiento poblacional, el cambio climático y las restricciones crecientes en la disponibilidad de los recursos como el agua, con el futuro de las generaciones futuras. El despertar de la conciencia desde la creencia profunda de cada una de las personas es fundamental para poder hacerle frente.

-Patricia Guerra: El principal reto es el de materializar, por ambos lados, las iniciativas rescatadas de este intercambio. Otros desafíos a considerar, de acuerdo a la complejidad de cada región, son los de lograr la inclusión y la participación popular, que los usuarios de estas cuencas reconozcan la enorme importancia de la existencia de los ríos Rímac y Ctalamochita para su vida, la de sus hijos y sus futuras generaciones, que logren identificar los ríos como suyos, más no exclusivos y que se sientan comprometidos a cuidarlos. Así también otro desafío importante a afrontar es el de asegurar la legitimidad de este recurso y su acceso y distribución equitativa, enfocándose en los efectos sinérgicos de los cambios climáticos sumado con las tendencias demográficas de cada una de las ciudades. Nuestra misión es la de fortalecer esta experiencia, enriquecerla y ayudar a que se reproduzca en otras cuencas de nuestro país.

-Sara Calvo: Es importante la difusión y el conocimiento profundo de la problemática de nuestro río, teniendo en cuenta lo complejo de la orografía y de la cantidad de habitantes de distinta índole económica y cultural que habitan esta cuenca. Hay muchas personas trabajando, pero de forma poco articulada, es necesario identificar todos estos actores para poder sumarnos y aportar.

¿Cómo trabajas en el cuidado del Río Rímac?

-Ana Chamilco: La concientización de nuestra población es básica, por ello la educación en colegios, iniciativas de proyectos en universidades es lo que realizamos, con charlas o pláticas para poder cambiar el mal habito de desvalorar este recurso que nos da la vida que es: AGUA.

-Iván Sánchez: básicamente concientizando a la población desde nuestro ámbito de acción que es el trabajo con jóvenes y la educación ambiental, sin embargo necesitamos hacer mas y a eso apuntan estas actividades conjuntas.

-Patricia Guerra: Generando espacios de discusión y disertación para dar pie al trabajo a nivel de políticas, planes y programas. Además de apoyar una faena muy importante y noble que es la de concientizar a los usuarios de la cuenca sobre el valor e importancia de nuestro río, haciendo un enfoque especial en las generaciones presentes potencializadores de los grandes cambios futuros, los niños.

-Sara Calvo: Actualmente nos encontramos en la búsqueda de proyectos que puedan dar soluciones sostenibles en el tiempo para el cuidado de la cuenca.

¿Qué le dirías a los jóvenes y ciudadanos bellvillenses sobre el cuidado del medio ambiente y del río Ctalamochita en particular?

-Ana Chamilco: Que son muy afortunados, por poseer un rio tan hermoso y navegable, y sobre todo tan cerca de la ciudad. He podido percibir un compromiso de la población por el cuidado del medio ambiente con mucho apoyo de la Municipalidad, sin embargo, los jóvenes somos llamados a impulsar estos proyectos para así mejorar nuestra ciudad, para las próximas generaciones.

-Iván Sánchez: Les diría que tienen un rio hermoso, con una biodiversidad propia de la cual pueden disfrutar y sentirse orgullosos, hay cada vez menos ciudades con ríos como los suyos y el cuidarlo es parte de su responsabilidad, no dejen de hacerlo y podrán evitar que esta fuente natural de vida se pierda.

-Patricia Guerra: El río Ctalamochita o río Tercero es una fuente importante para sus actividades, gracias a él se puede generar y abastecer energía, regar cultivos, abastecer agua potable para su consumo y proveer espacios recreativos. Cada ciudadano bellvillense tiene el derecho de gozar de este recurso y sus servicios, así también se encuentra comprometido con su presente y futuro. Les pediría que no permitan que las aguas de su río, las de un río tan bello, se vuelvan oscuras y turbias al punto de no poder albergar vida y dejen de recibir afluentes naturales para ser sustituidos por los vertimientos de su ciudad. Les diría que no comentan el mismo error que se cometió con su cuenca hermana, el río Rímac.

-Sara Calvo: Desde nuestra perspectiva el rio Ctalamochita enfrenta más desafíos a futuro que problemas actuales, es necesario que se relacionen con este hermoso río y empiecen a protegerlo. Ya que aun es un ecosistema vivo, a diferencia de muchos ríos de ciudades que son cuerpos muertos. Les quisiera decir a la población bellvillense que lo protejan, que lo disfruten con las distintas actividades que se pueden desarrollar allí, tal pareciera que el río jugueteara amablemente con sus moradores. Que desarrollen planes para proteger al río ante el crecimiento poblacional, ante la demanda de agua a futuro, ante la depredación de sus recursos, contaminación de sus aguas. Imaginarnos que pasaría si no existiese el Ctalamochita tal vez sea un ejercicio que permita valorar lo que tenemos a nuestras espaldas, son muy afortunados!!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.